Descubre la leche semidesnatada sin lactosa

Leche semidesnatada

En los últimos años la industria láctea ha realizado grandes esfuerzos en sus gamas de productos para adaptarse a las necesidades de diferentes tipos de consumidores. Lejos quedan los años en los que en los lineales de los supermercados solo encontrábamos los envases clásicos de leche sin especificaciones de ningún tipo.

A día de hoy han surgido interesantes variedades ideadas tanto para personas que sufren de algún tipo de intolerancia como para personas que necesitan ingerir leche con un extra de calcio o de otros elementos esenciales para el organismo. En cualquier caso, la verdadera revolución en el sector lácteo ha venido de la mano de la creación de leches sin lactosa.

La leche sin lactosa existe en diferentes variedades, siendo la más destacada la de leche semidesnatada. Y es que la mejor forma de ingerir una leche sin lactosa es además tomando una leche en la que nata propia de este alimento esté reducida parcialmente. La leche semidesnatada sin lactosa es sin duda una bebida que se ha abierto un hueco en el mercado, y es que cuenta con múltiples beneficios siendo los principales lo que se muestras a continuación:

 

Principales beneficios de la leche semidesnatada sin lactosa

Apta para cualquier tipo de consumidor

Aunque cualquier leche que no contenga lactosa la asociamos directamente con personas que tengan algún tipo de intolerancia a la misma, lo cierto es que tiene un sabor más dulce debido a que la lactasa que se le añade divide la lactosa de la leche en dos azúcares: la glucosa y la galactosa. Esto permite disfrutar de una bebida apta para cualquier tipo de consumidor y con un sabor realmente apetecible. 

 

Cero problemas gastrointestinales

La leche semidesnatada sin lactosa evita cualquier tipo de molestia o problema gastrointestinal que algunas personas pueden sufrir al consumir leche en su estado natural. Y es que con una leche de estas características evitamos que el estómago tenga que realizar la separación de la lactosa, permitiendo ahorrar el trance de una digestión pesada y las molestias asociadas a la misma.

 

Misma presencia de vitaminas

Una de las dudas más frecuentes entre aquellas personas que deciden empezar a tomar leche semidesnatada  o leche sin lactosa es que sus vitaminas sean inferiores a las de la leche natural. Es un mito sin fundamento alguno, ya que existen estudios científicos que demuestran que con la ingesta de este tipo de leches no se suprime ni se reduce la presencia de importantes vitaminas en la leche, como pueden ser las vitaminas A, D y E. Por tanto sigue siendo igual de beneficiosa para la salud que cualquier leche natural.

 

Igual presencia de calcio

Además de las vitaminas, la leche semidesnatada sin lactosa conserva de forma exacta los mismos niveles de calcio que la leche entera o natural. Por ello es igual de recomendable su consumo para fortalecer los huesos del organismo y para el crecimiento de los mismos, por lo que es perfecta para que la tomen los más pequeños del hogar sin problema alguno. El calcio es uno de los nutrientes más valorados a nivel nutricional en la leche y su presencia no se ve alterada en lo más mínimo.

 

Características nutricionales de la leche semidesnatada sin lactosa

La leche semidesnatada sin lactosa cuenta con unas propiedades nutricionales que siguen siendo beneficiosas para el organismo, con la ventaja adicional de que es una leche con menos calorías que la leche entera. Y es que si por cada 100 ml de leche entera se ingieren un total de 63 Kcal, en el caso de la leche semidesnatada se ingieren tan solo 46 Kcal.

También es una leche con menos contenido en grasa por cada 100 ml, y es que si la leche entera tiene 3,6 gramos son solo 1,6 g en el caso de la leche semidesnatada. Los valores en cantidad de sal son prácticamente idénticos y en proteínas la leche semidesnatada sin lactosa está ligeramente por encima (3,1 g frente a 3 g de la leche entera).

Como se puede apreciar la leche semidesnatada sin lactosa, además de conservar todas las propiedades del calcio y las vitaminas de la leche natural cuenta con menos grasas y menos calorías. Si a eso le sumamos que la digestión es apenas perceptible y que es una leche apta para todos los miembros de la familia podemos afirmar que estamos ante el tipo de leche más completo y saludable del mercado.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*