Ratatouille

Ratatouille

El Ratatouille o también conocido como pisto a la francesa, ha recuperado su fama desde la famosa película de Disney del mismo nombre. Es un plato donde las verduras son las protagonistas, y se diferencia del tradicional plato español en que se van preparando cada verdura por separado para más tarde cocinarlas a fuego lento.  Es un plato muy saludable y fácil de preparar.

Cómo cocinar el ratatouille (o pisto a la francesa)

Ingredientes (para 4 personas):

  • Una berenjena
  • 1 calabacín
  • 1 pimiento rojo y otro verde
  • 3 tomates
  • 2 dientes de ajo
  • Una cucharada de hierbas provenzales
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra
  • Sal

Preparación

  1. Como hemos indicado en este plato, cada verdura ha de cocinarse por separado. Primero lavamos, pelamos y cortamos las verduras en forma de dados, intentando que todas ellas tengan más o menos el mismo tamaño. El calabacín tiene muchas más vitaminas si se cocina con la piel, pero si queréis una textura más suave, es mejor pelarlo.
  2. Empezamos haciendo la berenjena, sofriéndola en una sartén con un poco de aceite. Dejamos que se vaya haciendo unos 5 minutos a fuego lento y luego la sacamos y reservamos.
  3. En la misma sartén, hacemos la misma operación con el calabacín y los pimientos.
  4. Ahora cogemos una cazuela que sea ancha y no muy profunda y pochamos la cebolla, cortada en brunoise (trozos pequeños), con un poco de aceite. Añadimos el ajo bien picado y después los tomates pelados y también en dados. Removemos bien, añadiendo sal y pimienta al gusto y dejamos que se haga a fuego medio bajo durante unos 10 minutos. Vigilando y movemos para que no se queme.
  5. Poco a poco, vamos añadiendo al sofrito las verduras que teníamos reservadas y añadimos la cucharada con hierbas provenzales. Mezclamos todo bien y rectificamos de sal si es necesario.
  6. Tapamos la cazuela y dejamos que se haga todo a fuego bajo unos 30 minutos, prestando atención que no se pegue moviendo de vez en cuando. Es importante que quede algo de jugo. En general, es suficiente con el propio que sueltan las verduras, pero si vemos que se queda muy seco, podemos añadir un poco de agua caliente o, mejor si tenemos, caldo de verduras.
  7. Tradicionalmente se toma templado o frío, pero caliente también está delicioso.

El Ratatouille es un plato muy agradecido que se puede dejar hecho el día anterior y sólo calentar, de hecho su sabor estará potenciado.

[Total:1    Promedio:5/5]