¿Qué es el Síndrome Gourmand?

Síndrome Gourmand

Existen algunos alimentos ricos en nutrientes y propiedades que pueden ser preparados de infinidad de formas para así exprimir hasta la última gota de sabor de los mismos. Estos alimentos pueden ser servidos en infinidad de opciones, desde la comodida del hogar hasta los refinados y exclusivos restaurantes del mundo.

En el mundo de la comida existen personas que pueden explotar con más facilidad los sabores al poder sentir en un mayor nivel las propiedades de cada alimentos. Esto les permite escoger diferentes platos para así siempre poder contar con los sabores más frescos y sabrosos del mercado. Pero también existen otras personas que no poseen dicho factor especial de cata de sabores, pero viven en un mundo donde se obligan a buscar sabores únicos y exquisitos. Dichas personas sufren de un mal llamado Síndrome Gourmand.

¿Qué es el Síndrome Gourmand?

Para empezar, definamos que significa la palabra síndrome, el cual es un conjunto de signos y síntomas que se presentan siempre en el mismo modo en cada persona que los padezca. En el caso de las personas que sufren del Síndrome Gourmand, presentan un cuadro de síntomas que consiste en probar constantemente alimentos exóticos, buscando ampliar cada vez más sus fronteras de sabores y experiencias, aún si la misma persona no es realmente capaz de poder entender la magnitud del plato a comer, buscan poder criticar y comparar sus sabores con alimentos que hayan ingerido en ocasiones anteriores.

El Síndrome Gourmand hace que las personas que lo sufren parezcan grandes degustadores de comidas como si de reconocidos chef se tratasen, aunque en la mayoría de los casos no se trata más que de aficionados a las comidas que buscan todo tipo de opciones para poder darse el gusto de comparar con otros alimentos y dar una opinión, qué podrían cambiar en su elaboración sin ser realmente expertos en la materia.

Síndrome Gourmand

 

¿A qué se debe el Síndrome Gourmand?

Se puede llegar a pensar que el Síndrome Gourmand está fuertemente ligado a la cocina y por ende, da su nacimiento en esta área. Sin embargo, este tan particular síndrome realmente se origina en el cerebro de la persona, concretamente en el hemisferio derecho.

Dicha enfermedad fue descrita por primera vez por M. Regard y T. Landis en la revista Neurology en el año 1997. Aunque este síndrome no muestra ser dañino en gran medida para la persona que lo padece, realmente genera una variedad de problemas que se inician con típicos problemas de estrés al tratar de buscar nuevos sabores o de no lograr el sabor deseado en un comienzo, una mala alimentación al no suministrarle al cuerpo los nutrientes necesarios para el día y gastar dinero de forma compulsiva buscando alimentos cada vez más costosos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*