Tarta de queso

Tarta de queso

Este postre de tarta de queso es muy sencillo de elaborar y el resultado es más que sorprendente. Aunque hay recetas en las que no se emplea el horno, en esta sí que es necesario ya que ayuda a potenciar más el sabor y conseguir mejor textura. Hay una variante con base de galletas que os indicamos como hacerla, si bien en la original no la lleva.

Como preparar una deliciosa tarta de queso al horno

Ingredientes:

  • ½  kg de queso fresco sin sal
  • ½  litro de nata líquida
  • 6 huevos
  • 4 cucharadas de azúcar
  • Mermelada de moras o arándanos
  • Para la base de galleta:
  • 200 gr de galletas (mejor tipo digestive)
  • 50 gr de mantequilla
  • 75 gr de azúcar

Preparación:

  1. Cogemos un bol en el que vamos añadiendo cada uno de los ingredientes: queso fresco, la nata y los huevos (con yema y clara). Con ayuda de una batidora los mezclamos todos. Es importante que la mezcla quede muy homogénea.
  2. El recipiente que se vaya a meter en el horno, lo debemos untar bien de mantequilla. De esta forma, será mucho más fácil desmoldarlo después.
  3. Colocamos la mezcla en el recipiente y lo dejamos en el horno aproximadamente media hora a unos 180 grados, en la posición de arriba-abajo. El tiempo depende un poco de cada tipo de horno, por lo que para comprobar que esté terminada hacemos la misma prueba que con un bizcocho. Si al pinchar con un cuchillo sale la punta limpia, es que está terminado.
  4. Sacamos del horno con cuidado y esperamos que se enfríe.
  5. Después podemos añadirle por encima mermelada de moras o arándanos, si bien puede ser cualquier otro tipo de confitura que tengamos.

Hay una opción en la que le podemos poner en nuestra tarta de queso una base de galleta que queda muy bien. Si queremos hacerlo así, antes del paso 3, primero trituramos las galletas junto con la mantequilla y el azúcar, y lo colocamos en la base del recipiente.