Tarta de plátano y fresas

Tarta de plátano y fresas

Esta tarta de plátano y fresas tiene una presentación digna de los mejores chefs, además de ser un postre muy nutritivo y saludable.  Y es que ante una buena tarta de frutas, son pocos los comensales que se atreven a decir que no.

Cómo preparar la tarta de plátano y fresas

Ingredientes:

  • 800 g. de fresas
  • Pasas (2 cucharadas)
  • 2 plátanos
  • 1 limón (completo: zumo y ralladura de la piel)
  • Dos cucharadas de almendras molidas
  • 2 cucharadas de melaza de arroz
  • Agar-agar en polvo o gelatina incolora
  • 300 ml. de zumo natural de manzana
  • 200 ml. de bebida de arroz
  • Sal
  • 200 g. de galletas (mejor tipo Digestive)
  • Tahín (pasta de sésamo)

Preparación:

  1. Primero, preparamos las fresas. Las lavamos bien, quitamos la parte superior con la hojitas verdes y las cortamos por la mitad. Dejamos un par de ellas para decorar al final.
  2. Metemos las fresas cortadas en una cacerola y les echamos un poco de sal y muy poca agua. Dejamos que se cocinen un par de minutos. Transcurrido ese tiempo, añadimos dos cucharadas de pasas y las dejamos un poco de tiempo para que se hidraten en el proceso de cocción. Retiramos del fuego y reservamos.
  3. Por otro lado, machacamos las galletas para hacer la base de nuestra tarta. Añadimos 3 cucharadas de tahín o pasta de sésamo y removemos. SI no tenemos, podemos hacer nuestro tahín con semillas de sésamo, un poco de aceite y sal y batir hasta que quede una pasta espesa.
  4. Vertemos el resultado en la base del recipiente donde vayamos a colocar la tarta, y en la parte superior colocamos las fresas y pasas que habíamos reservado. Por encima, añadimos las almendras molidas.
  5. Picamos las almendras y espolvoreamos por encima de las fresas.
  6. Preparamos la gelatina con las algas agar-agar (2 cucharadas si están en polvo), colocando el zumo de manzana en un cazo, las algas y luego la melaza de arroz. Posteriormente, añadimos el zumo de limón y la ralladura. Lo calentamos hasta que veamos que se espese.
  7. Echamos el líquido resultando sobre las fresas anteriores de forma que las lleguemos a cubrir. Intentamos que se empape también la base de las galletas, ayudándonos con la ayuda de un tenedor o cuchillo. Dejamos el resultado en el frigorífico entre 15 a 20 minutos, cubriendo con un film transparente pare que no coja olores. En ese tiempo se ha debido quedar preparada la gelatina.
  8. Preparamos una compota con los plátanos. Los machacamos con un tenedor (para ello deben estar un poco maduros), y los mezclamos con la bebida de arroz. Mezclamos hasta que quede bien distribuido.

Presentación:

Para emplatar la tarta de plátano y fresas, colocamos una base con compota/mermelada (de sabor a nuestra elección) y encima la porción del tamaño que queramos de la tarta. Si queremos, para decorar colocamos las fresas que nos han sobrado.

Consejos:

Hemos empleado algas agar-agar por su origen vegetal que es más sano que el de las gelatinas tradicionales que tienen como base origen animal, pero si nos cuesta encontrarlas podemos sustituirlas sin problema. Igualmente, si no nos es fácil encontrar la melaza de arroz podemos sustituirla por azúcar o miel.

[Total:2    Promedio:4.5/5]