Sardinas en escabeche

Sardinas en escabeche

Aquí os dejamos una receta para preparar sardinas en escabeche que se puede aplicar también a otros tipos de pescados. Queda mucho mejor si se hace con pescados que no tengan un tamaño muy grande y que se puedan preparar en filetes o lomos.

Cómo cocinar las sardinas en escabeche

Ingredientes:

  • 6 sardinas medianas
  • 200 ml de aceite de oliva virgen
  • 75 ml de vinagre
  • 75 ml de vino blanco
  • 5 dientes de ajo
  • Orégano
  • Tomillo
  • Pimienta negra en grano (12 bolitas)
  • Pimentón dulce (una cucharada)
  • Sal
  • Una hoja de laurel
  • Harina

Preparación:

  1. Primero, limpiamos bien las sardinas si no están, quitando bien las escamas, retirando las tripas y la cabeza. Se lavan bien bajo un grifo de agua fría y las dejamos que se escurran sobre un papel absorbente.
  2. Cuando se haya retirado bien el agua sobrante, les añadimos sal y las pasamos por harina. Luego, en una sartén echamos un poco de aceite y cuando esté caliente colocamos las sardinas de forma que se queden doradas por fuera. Al sacarlas las colocamos sobre un papel absorbente para que se retire el exceso de aceite.
  3. Sobre el mismo aceite, si vemos que está limpio (si no utilizamos otra sartén con aceite nuevo), freímos los ajos pelados y partidos junto con la hoja de laurel, un poco de tomillo y las bolitas de pimienta negra. Dejamos unos 5 minutos a fuego medio-bajo y luego añadimos el pimentón y el vino blanco. Movemos con cuidado para que no se queme. Por último, añadimos el vinagre y dejamos otros 5 minutos más.
  4. Colocamos las sardinas que habíamos reservado sobre un recipiente de cristal o barro, de forma que queden separadas y, sobre las mismas, colocamos el sofrito anterior aunque esté todavía caliente. Dejamos que se enfríe a temperatura ambiente y luego las colocamos en la nevera tapada con un film transparente o papel de aluminio para que no cojan otros olores. Se debe dejar así al menos 12 horas, aunque lo mejor es 24 horas.
  5. Antes de servirlas, es necesario dejarlas unos minutos fuera para que se templen ya que si no quedará la capa del sofrito como gelatinoso. Las podemos servir junto con una ensalada o simplemente en una tostada de pan con rodajas de tomate.
[Total:1    Promedio:5/5]