Muslos de pollo con salsa de almendras y pimiento

Muslos de pollo con salsa de almendras y pimiento

El pollo es un alimento que acepta muchas variantes dentro de la cocina y que combina bien casi con cualquier tipo de verdura. Aquí se presenta una receta que utiliza almendras y tiene  una dificultad media. Aproximadamente el tiempo total de elaboración de los muslos de pollo con salsa de almendras y pimiento es de una hora.

Ingredientes (para 8 personas):

  • 1 kilo de muslos de pollo
  • 1 pimiento rojo o tipo choricero
  • 4 dientes de ajo
  • 100 gr. de almendras (preferiblemente crudas)
  • 2 rebanadas de pan
  • Medio vaso de vino Blanco
  • Aceite de Oliva
  • Pimienta negra
  • Sal
  • 2 hojas de laurel
  • Perejil fresco (opcional)

Preparación:

  1. En primer lugar, lavamos bien los pimientos (si son frescos), y los troceamos junto con los ajos y las almendras. Los ajos se parten por la mitad y las almendras las machacamos. Reservamos lo que tenemos.
  2. En una sartén ponemos un poco de aceite, donde haremos un sofrito con los ingredientes anteriores. Cuando se haya hecho, sacamos con ayuda de una espumadera el sofrito y dejamos el aceite restante en la sartén. Sobre este mismo aceite freímos el pan.
  3. Cuando quede dorado el pan, lo colocamos junto con el sofrito en el vaso de la batidora y añadimos el vino blanco. Trituramos hasta que quede un majado espeso y reservamos. El pan no es necesario que sea del día, de hecho queda mucho mejor si es pan duro.
  4. En otra cazuela freímos con aceite los muslos de pollo, que previamente hemos salpimentado al gusto, junto con las hojas de laurel (que previamente habremos lavado). Si hay exceso de aceite lo retiramos, y luego incorporamos el sofrito triturado. El pollo según el gusto podemos retirarle la piel antes de freírlo, de esta forma tendrá menos grasa.
  5. Se añade agua hasta que quede todo cubierto, y rectificamos de sal.
  6. Dejamos cocer a fuego lento unos 20 minutos y añadimos más agua si es necesario.
  7. Para servir podemos añadirle el perejil fresco encima, y acompañarlo con una guarnición de patatas o arroz blanco.
[Total:0    Promedio:0/5]