Los mejores consejos para recalentar alimentos

Recalentar alimentos

A veces preparamos comida de más, ya sea porque vamos a salir y necesitamos llevarla, porque nos salió más de la cuenta o porque necesitamos tenerla lista para el siguiente día o la semana entera. Sea cual sea el motivo, siempre es recomendable seguir los mejores consejos para recalentar alimentos.

El fin de recalentar bien los alimentos es poder disfrutar de ellos como si estuvieran recién preparados y no salidos de un congelador. A nadie le gusta comer un plato frío, eso es algo seguro, por lo que estaría bien seguir estos consejos:

 

1. Tener cuidado al recalentar alimentos

Veamos: Preparamos una porción de más de comida y nos disponemos a guardarla en el congelador hasta que sea el momento para volver a sacarla y comerla. En ese caso, no es muy aconsejable estar recalentando una y otra vez un mismo alimento puesto que esto, no solo arruina el sabor del mismo, sino que también reduce los beneficios que nos da al organismo. Por eso, es recomendable medir cuánto es realmente lo que necesitamos y calentarlo aparte mientras guardamos el resto nuevamente en el congelador hasta la próxima ocasión.

 

Recalentar alimentos

 

2. Qué alimentos son preferibles no recalentar

Hay algunos alimentos que no quedan demasiado bien una vez los recalentamos. Por ejemplo, el pescado a la plancha pierde bastantes propiedades, por lo que para estos casos es mejor dejarlos que se calienten a temperatura ambiente. No quedarán igual que como fueron cocinados pero al menos mantendrán su sabor y consistencia. Por otro lado, los alimentos como el arroz, las pastas, caldos, purés, carnes o guisos si mantienen sus sabores aún después de ser recalentados.

 

3. Los mejores métodos para recalentar alimentos

Pero quizá el punto más importante a la hora de hablar de recalentar alimentos es el procedimiento para hacerlo. Hay varias forma de hacerlo: El primero de ellos y el más practico a la hora de llevar nuestra comida a la oficina es el uso del microondas. También necesitaremos recipientes especializados para microondas los cuales conducen perfectamente el aire y dejaran nuestros alimentos calientes listos para comer gustosamente. Nunca se debe colocar dentro de un microondas recipientes que no sean aptos, porque corremos el riesgo de que los mismos se derritan o dañen el aparato.

Otra alternativa para recalentar alimentos es recurrir al fuego: Colocamos la porción de comida que queremos recalentar y la introducimos en una olla o sartén. Luego, medimos la intensidad de la llama con cuidado de no quemar la comida. Por último, de ser necesario, agregamos un poco de agua para ayudar a calentarlo más fácil sin que se pegue al mismo utensilio.

 

De todas formas, siempre recomendamos cocinar usando la cantidad justa de ingredientes. Así, no tendremos que guardar comida para recalentarla posteriormente.

[Total:0    Promedio:0/5]