Galletas de miel

Galletas de miel

A continuación os presentamos una sencilla receta para preparar unas deliciosas galletas de miel. Tiene que estar muy poco tiempo en el horno con lo que lo idea es que sean finas para que tengan ese toque crujiente.

Ingredientes:

  • 70 gr de miel (preferiblemente milflores o que no tenga un sabor muy fuerte)
  • 90 gr. de mantequilla o margarina
  • 80 gr de harina de repostería
  • 50 gr de azúcar moreno

Preparación:

  1. Primero, vamos precalentando el horno a unos 180 grados en posición arriba y abajo. Vamos sacando una de las bandejas del horno y colocamos en la base papel de hornear para que luego no se peguen las galletas.
  2. En una cacerola pequeña, colocamos la miel junto con la mantequilla y el azúcar moreno. Calentamos moviendo con cuidado hasta que se derrita todo y quede bien mezclado.
  3. Sobre esta base, añadimos poco a poco la harina (mejor tamizamos con ayuda de un colador para que quede más fina la mezcla), y movemos bien. Intentamos la incorporación con cuidado para que no queden grumos. Para ello, nos podemos ayudar de una batidora con varillas en velocidad baja o hacerlo de forma manual.
  4. Poco a poco, sobre la bandeja del horno, colocamos un poco de la masa que posteriormente serán nuestras galletas. Basta con una o dos cucharadas, ya que las galletas han de ser finitas. Dejamos bastante separación entre las mismas para que luego al expandirse no se choquen y se peguen.
  5. Colocamos las galletas de miel en el horno a la misma temperatura, 180 grados, y dejamos sólo 5 minutos, tiempo en el que vemos que se han dorado los bordes. Las sacamos y las dejamos enfriar antes de comer.

Al calentarse la miel, pierde sus propiedades si se alcanza una temperatura superior a 40 grados, sin embargo en este proceso para elaborar las galletas es necesario calentar la mezcla. En cualquier caso el sabor y el dulzor se mantiene que es lo que queremos, además de dar una consistencia muy distinta a las preparadas con azúcar.

[Total:0    Promedio:0/5]